Saltar al contenido

Reputación online

El prestigio en la red es fundamental para lograr el éxito en nuestros negocios pero puede desaparecer en cuestión de segundos.

¿Cuántas veces has escuchado la frase ‘Busca lo que necesites en Google, está todo allí’? Para bien o para mal, este motor de búsqueda se ha convertido en la principal herramienta que utilizamos todos a diario cuando queremos obtener información de algo en concreto sin levantarnos de la silla.

Es tan sencillo como teclear el nombre de la empresa, servicio o persona de la que queremos averiguar nuevos datos y en cuestión de segundos conseguimos miles de resultados acerca de nuestra búsqueda pero, ¿cómo se ordenan todos esos datos que aparecen en la pantalla?

El complejo entramado de Google para posicionar las páginas webs tiene en cuenta la relevancia de un artículo, su popularidad o la introducción de palabras claves en él, entre otros muchos aspectos. Es fundamental meterse en la piel de otros usuarios e intentar adivinar qué términos van a escribir ellos en Google cuando quieren obtener una información determinada para poder situar nuestros contenidos en lo más alto del buscador.

Así, una empresa o una persona pueden pasar años intentando lograr una excelente gestión de la reputación online y perderla en cuestión de segundos. Las redes sociales se han vuelto muy intransigentes y cualquier equivocación o despiste puede hacer que cientos de miles de personas critiquen o se mofen de lo ocurrido, acarreando en muchas ocasiones consecuencias negativas para los protagonistas.

Por lo tanto, es fundamental revisar y controlar todas nuestras publicaciones antes de lanzarlas a la red para evitar males mayores. Todos cometemos errores, pero hay muchos en internet que se podrían subsanar si leyéramos un par de veces antes de publicar lo que hemos escrito. Ahora bien, el problema cambia cuando es otra persona ajena a nosotros la que pretende destruir nuestra reputación online y es el momento de que Your Happy Business entre en acción.